Artículos de interes

Lo que usted necesita saber para una mejora continua

Costo fijo, costo variable

Más allá de lo visto en nuestra anterior publicación ¿Cuál es el verdadero valor de las cosas?, hay que aclarar que saber el costo de un producto es fundamental.

En una institución hay diferentes costos. Puede ser el costo de un producto, de procesos, de tareas, de áreas, etcétera. Puede haber costos operativos o completos. Y gran variedad de formas de calcularlo. Pero antes de hacer eso, hay que tener en claro algunos conceptos y hoy vamos a hablar del más básico de todos: la diferencia entre costo variable y costo fijo.

Para seguir avanzando, necesitamos aclarar que un gasto se convierte en costo por ser un sacrificio económico necesario para poder concretar un producto o servicio.

20101027 Contabilidad de Gestión

Ahora sí, la gran diferencia entre los costos variables y los fijos es que los primeros varían (valga la redundancia) al variar la cantidad producida. En cambio, los fijos se mantienen estables por más que aumente o disminuya la cantidad producida.

Por ejemplo: Si alquilo un galpón el cual utilizo como carpintería y produzco mesas de madera. El alquiler será un costo fijo ya que por más que produzca 10 mesas o 20, voy a gastar lo mismo en alquiler. Y la madera utilizada para la mesa es un costo variable, ya que si produzco más mesas necesitaré más madera.

De esto también se desprende que los costos unitarios (el costo de cada unidad de producto) funciona al revés, los costos variables se vuelven fijos y los fijos se vuelven variables. Esto es, cada mesa, por más que varíe la cantidad producida, tendrá el mismo costo unitario de madera. Pero el costo de alquiler unitario bajará si se aumenta la producción y subirá si se baja.

Más allá de esta diferenciación, debemos aclarar que existe un término medio que son los costos “semi-fijos” y es cuando los costos fijos tienen “escalones”, es decir, son fijos hasta cierta cantidad de producción.

Por ejemplo: Ese galpón en el cual produzco las mesas, me da lugar para producir 30 mesas. Si necesito producir 35 mesas, tendré que conseguir un galpón más grande y así, el costo varía al variar la producción.

El costo total del producto será la suma entre el costo fijo dividido la cantidad producida más el costo variable del producto:

CT = CF/p + CV

Todas estas cuestiones son fundamentales a la hora de decidir que cantidad producir.

Publicá tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: