Artículos de interes

Lo que usted necesita saber para una mejora continua

Merma y desperdicio, ¿Qué diferencias hay?

Cuando realizamos un proceso productivo y obtenemos un producto final, se puede dar que parte de la materia prima que introducimos se pierda en el camino. Por ejemplo, esto sucede con el plástico cuando inyectamos algún artículo, la temperatura va calentando el material y al principio no sale la pieza completa y esas son piezas que no se pueden vender. También sucede cuando, en una pizzería se amasa la pizzas y hay harina que se va perdiendo porque se cae al piso, porque queda pegada en la mesada o recipiente, etc.

Ahora, lo que se pierde respecto al producto principal, ¿Qué es?

Ese material que se pierde en el medio, puede ser considerado como merma o desperdicio. Ambos son parte de material que se pierde en el andar de la producción. Ambos pueden ser producidos de forma normal (osea que sabemos que vamos a perder eso) o de forma extraordinaria. La diferencia se centra en que el desperdicio tiene un valor de reventa y la merma no.

Es decir, que la merma es todo pérdida, en cambio el desperdicio puede generar beneficios económicos si es que lo sabemos aprovechar. Muchas veces creemos que nuestra producción no está dando merma, pero en realidad es un desperdicio y no nos percatamos.

Un ejemplo ecológico

Hace no mucho tiempo atrás, yo no diferenciaba entre la “basura” que tiraba y sacaba todos los días a la calle, todo los sobrante de lo que consumía iba a la basura. Envases de alimentos, cáscaras de frutas, etc. Pero luego de algunas experiencias entendí que hay residuos que son reciclables, no solamente que se pueden reciclar, sino que lo hacen solos, con un efecto natural. Son los residuos orgánicos, los cuales por un simple proceso al pasar más o menos 3 meses se convierten en tierra.

Si, hacemos una compost, pone un poco de tierra, bastantes residuos, un poco más de tierra y en unos meses tendrás una tierra bien fértil. Y así, logramos que nuestro tacho de basura quede así:

Waste

Esa merma que tenía antes, ahora es un desperdicio y lo utilizo para tener tierra. Y hoy en día, esa tierra mantiene un bello jardín y se está proyectando como proveedora de alimentos.

Publicá tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: